El Masaje Infantil. Beneficios a nivel sensorial (II)

El Masaje Infantil. Beneficios a nivel sensorial (II)

El placer sensorial es importantísimo para poder vivir el cuerpo y el ser con libertad, sensualidad, sensibilidad y autonomía. 

El masaje es una muy buena herramienta que nos permite tomar conciencia de forma placentera de las dimensiones y el espacio de nuestro cuerpo en relación al espacio externo. Nos permite conocer nuestros límites corporales, que en el futuro nos ayudarán a conocer nuestros límites respecto a los demás y a respetarlos. Si este conocimiento ha sido placentero, implica una aceptación buena de uno mismo, factor importantísimo para la seguridad, confianza y autoestima. Esta seguridad es la que nos mantiene en equilibrio emocional y nos permite abrirnos al mundo aceptando a los demás.

Las ventajas emocionales del masaje infantil también pasan por conseguir el equilibrio entre la tensión y la relajación o función liberadora.Tensión porque el estímulo táctil, auditivo, visual y emocional que aparece en el masaje, ponen al bebé en estado de alerta y lo abre a procesos de memorización y aprendizaje. Relajación porque reduce la tensión excesiva cuando se canaliza. Ayuda a autorregular y procesar las experiencias vividas y permite al bebé liberar las tensiones acumuladas del día con la persona en quien más confía, en un clima cálido, tranquilo, de amor y acogida. Con el masaje el bebé aprende a responder a la tensión con la relajación.  

El masaje diario aumenta el umbral para soportar los estímulos en la mayoría de los bebés. Los bebés con problemas de aceptación del tacto (prematuros, hipersensitivos…) van aumentando gradualmente la tolerancia de forma suave y cuidadosa. La escucha del niño es básica al dar el masaje
El contacto corporal, vivido de forma positiva, ayuda al niño a disolver tensiones corporales-emocionales, ya que le permite una vía de canalización y salida de sus angustias.Masaje infantil 2
A veces cuando tocamos a un niño durante el masaje se desencadena el llanto. Este llanto puede no estar relacionado a una razón fisiológica concreta, ni al rechazo a nuestro contacto.
Podemos haber facilitado una vía de salida a una situación estresante. Este llanto es positivo y bueno que se produzca. Saber escuchar y acompañar este llanto es una necesidad que acerca y fortalece la relación y la confianza.
Por lo tanto podemos decir que el masaje en los niños tiene dos funciones liberadoras: liberadora de tensiones físicas producidas por la tensión excesiva y de liberación emocional.
Las ventajas afectivas del masaje ayudan a crear y a nutrir los lazos entre madre-padre-bebé, que tan importantes son en la relación y comunicación entre ellos.
Los vínculos afectivos son la capacidad humana para desarrollar afectos intensos ante la presencia o ausencia, disponibilidad o indisponibilidad del otro ser humano en específico, así como las construcciones mentales, individuales y sociales que de ellos se derivan.Desde el momento en que las personas saben que van a ser padres y madres empiezan a crear un vínculo afectivo con su bebé, que se va fortaleciendo a medida que pasa el tiempo. Si bien es cierto, que los vínculos afectivos no aparecen de forma espontánea y automática, en cuanto los padres pueden tener al bebé en brazos el vínculo se hace más intenso. Existen sistemas que fortalecen este vínculo: la sonrisa, el mamar, la mirada mutua, el llanto, el contacto físico. A lo largo de toda nuestra vida iremos intensificando estos vínculos aunque tendremos que tener cuidado para no pasar de estos hacia el apego emocional.
Cuanto más vinculados están los padres respecto al niño más vinculado esta el niño con los padres convirtiendo esta relación comunicativa tan fuerte en la base sobre la que siga construyendo el desarrollo positivo de su persona. Este vínculo no sólo se puede establecer con la madre, la función del padre es básica con el nuevo núcleo familiar. El masaje diario permite al padre encontrar una relación intensa con su pequeño desde los inicios. Menos probabilidad habrá de abandono físico, psíquico o emocional del niño, y por lo tanto, disminuye el riesgo de maltrato infantil.Cuando hay unos vínculos afectivos fuertes, hay una buena base para un mejor conocimiento mutuo.Aunque las condiciones no hayan sido favorables y no se haya podido establecer una vinculación inicial, el masaje infantil puede ser una vía para potenciar este vínculo.

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies